domingo, 9 de diciembre de 2012

Cómo hacer crac - Nacho Vegas


Cada mañana te despierta la sensación
De que hay alguien gritando a tu lado,
Pero estás solo en la habitación.
Y desayunas leyendo la prensa
Para saber lo que hay que pensar.
Lees tu horóscopo; eres Capricornio.
Te entra el pánico y bajas al bar.

Y hay una camarera colombiana,
Pero ella nunca ha reparado en ti.
No lo intentes; regresa a casa.
Tal vez te sientas seguro allí.
Pero en la tele dan la muerte violenta
De alguien molesto para la sociedad.
Y el presentador hace una mueca,
Abre la boca y solo suena un crac.
Abre la boca y solo suena un crac.

Y cae la tarde, y te atreves a volver a salir.
Compras pan de Bimbo y dos yogures
En el mercadona de Pumarín.
Y oyes voces justo al otro lado;
Es una fiesta que hay en un café.
Te informan de que han desarticulado
A la cúpula de la CEOE,
Y de que solo habrá un nuevo principio
Una vez consumado el fin.
Y una niña susurra a tu oído
Que han desahuciado a la familia Botín
Y que han cambiado el significado
De algunos verbos como disfrutar.
Y en la calle se hace un gran silencio,
Pero si escuchas bien oirás un crac.
En toda España solo suena un crac.
En occidente solo se oye un crac.

Y si esto no es el fin,
Si esto no,no,no es el fin,
Si esto no,no,no es un final
Entonces es la bomba que va a estallar
Es una bomba y va a estallar
Es la bomba que va a estallar
Y en la tele dan la muerte lenta
De algún experto en el mundo global,
Y oyes el timbre y al abrir la puerta
Hay a una multitud haciendo crac.
Una multitud haciendo crac.



 
Cómo hacer crac - Nacho Vegas

lunes, 3 de diciembre de 2012

Davos según Richard Sennett


"A Davos se llega por una estrecha carretera que atraviesa los Alpes; el pueblo se extiende a lo largo de una calle principal bordeada de hoteles, tiendas y casas para esquiadores".
"Davos está dedicado al calentamiento económico global y el centro de conferencias está a rebosar de ex comunistas que ensalzan las virtudes del libre comercio y el consumo indiscriminado. br />
"El Foro Económico Mundial funciona más como una corte que como un congreso. Sus monarcas son los gobernadores de los grandes bancos o los directores de empresas internacionales, todos ellos buenos oyentes. Los cortesanos hablan con fluidez y en un tono bajo, siempre a punto de solicitar un préstamo o de concretar una venta".
"Y aquí, en las pistas de esquí de Suiza, vestidos como si en efecto fueran a practicar este deporte, están los vencedores. Mi pasado me ha enseñado una cosa: sería fatal tratarlos como simples malvados... Pocos de los que he conocido en Davos comenzaron igual de ricos y poderosos. Éste es un reino de gente que ha llegado y muchos de sus logros se los deben a la práctica de la flexibilidad"

Richard Sennett: "La Corrosión del carácter" (1998)



Richard Sennett (Chicago, 1943) Sociologo norteamericano profesor emérito de la London School of Economics y de la Universidad de Nueva York, autor de una ingente investigación sobre la teoría del trabajo, sobre las relaciones laborales y sobre el devenir económico del mundo. Imprescindible para entender el momento actual.

sábado, 1 de diciembre de 2012

Ens mudem

http://tulimarquez.com/

martes, 20 de noviembre de 2012

La Gran Casa - Nicole Krauss (2012)

/

Primero, los destacados que hablan de la autora, la biografía. Luego, en el sofá, empiezo la lectura. Pronto llega el recuerdo del ser querido que tuvo el detalle de regalarme el libro. "La Gran Casa" de Nicole Krauss. Entonces, la historia. Un embudo que podría pasar por alambique. La autora retuerce los hechos tomándolos por el cuello, los cuadra y descuadra a placer, forzando al lector, mueve los hilos y mecanismos de las tramas a su antojo para encajarlos en un punto de su universo particular. Pero no todas las lineas argumentales, solo algunas van a parar al mismo agujero en este mundo de extrañas coincidencias. Todo gira alrededor de un escritorio, como el de la portada, en el que se sufren la ortografía y la gramática, en el que se pugna con distintos puntos de vista, en el que se decide el estilo, la ética y la significación moral que se quiera alcanzar. Lo que podemos decir y lo que es mejor callar. Dónde guardar nuestra memoria.

Nicole Krauss traza varias líneas de la vida en "La Gran Casa", que el lector va a intentar unir, antes de conocer el propósito verdadero de la autora. NYC, Oxford, Jerusalem, también Santiago de Chile en la distancia, también los guetos de la Europa del Este en la pesadilla. En cada lugar sitúa una casa que será escenario de un secreto, de una verdad lisiada, de un amor a destiempo, del silencio de la vergüenza. Son casas sólidas, con jardines, gatos curiosos y segundos pisos, pero también son del papel que uno hojea. Con un soplido van al suelo. Algo como lo que vivimos ahora. Misiles y desplomes y desalojamientos y miseria de sumidero. En este punto, la autora sugiere los mecanismos de la memoria, los que emplean los personajes de la obra, empleados forzosos del escritorio de marras. Condenados a memoria perpetua, como todos.

A partir de aquí, un estilo, un montón de pensamientos, un rugido, orden y concierto. Metáforas, las justas. Madera y Poesía.

Una entrevista



jueves, 15 de noviembre de 2012

Paissatge després d'una vaga

1.- What keeps Mankind Alive - William S. Burroughs - September Songs (1997)

Llavors fas una ullada al pendent del passeig de Gràcia, els caps bullint en la sopa revolucionaria. Ja saps què passarà, com anirà tot. Fins i tot coneixes les ferums, el pàtxuli, la pudor de suor, les espècies de la revolta. Els versicles de Brecht també fan baixada sota els llums morts de nadal. Sota Pal·li. Allò de la missió de fer-nos purgar els set pecats capitals. Allò que la humanitat sobreviu a base d'actes brutals. Només cal mirar, ja ni fa falta enfrontar-se als fets.




2.- “The old man’s back again – Scott Walker – IV (1969) 

Les ombres i les llàgrimes seran una constant, llargues vetllades, tancats en uns menjador, parlant sense parlar. Ahir vaig veure ulls que sonaven com campanes, però la voluntat no esta encara del costat dels valents. Pena. Potser manca d'ira. Somnis trencats. El moviment per inèrcia. I quina diferència quan els moviments són teledirigits des de la gran tele. Sis-cents mil espectadors en horari de prime-time per dos mesos de feina igual al milió i mig de l'onze de setembre. Els polítics actuals i les seves maquinàries de propaganda han convertit Goebbels en un nen clenxinat i amb sabates cares.




3.-“Les Joyeux Bouchers – Boris Vian, - “Chansons possibles et impossibles” (1956)
Potser si caldria uns 60's, més que res per l'esperit crític, per la força de l'ideal comunista que els posi la por al cos. Vaig veure l'economista Vicenç Navarro camuflat, donant voltes en la gentada. Exemplificava com ningú la desorientació global que ens domina. No és això. Ni tampoc la monja Forcada. No. Ni tampoc és l'assumpte de la independència. Aquest és el pot de fum que ens ha llançat el búnquer nacional per entretenir-nos una estona. Així, ells poden seguir jugant a Prenafetes i Millets tant com vulguin. Com diu Vian, això que ballem és el tango famós dels enterramorts. Era el que sonava ahir al vespre a Passeig de Gràcia amb Diagonal.



4.- “Blind Lemon Jefferson” – Nick Cave and The Bad Seeds – “The firstborn is dead” (1985)

Tot va acabar com va començar. Els del passamuntanyes a hòsties i la gent corrent cap a casa a mirar la tele o a parlar pel facebook. A fer uns Tuits del que han vist. Mentrestant com diu Nick Cave, les rases dels camins de la justícia s'omplen de fang i de pluja. Avui parlaran de si eren tants, els altres rebaixaran les xifres, els sindicats, satisfets, pensaran que han fet la feina. I sant-tornem-hi amb el vodevil electoral que acosta un dia més CiU a la majoria absoluta del no-res. A una colla de barbuts, tots menjant en silenci de la mateixa taula. El sant sopar modern. Mentre, nosaltres ens mengem el camí fosc i solitari, eludint els sots com podem. I no, no conduïm cap Cadillac.

martes, 13 de noviembre de 2012

Thelonious Monk - Bolivar Blues



TM, en directo, en la televisión japonesa. 1963. 
Thelonious Monk exhibiendo músculo de creador y talento. Luciendo paternidad del post-bop. Comparte el estrellato (mientras le deje) Charlie Rouse, saxo tenor, con el soplido medido y el aire místico de quien ha nacido en el ghetto y se ha apañado con un traje de segunda mano y la corbata guindada en un velatorio. Tiempos de etiqueta obligada, por muy negro y del arrabal que se sea. 
Refuerzan el asunto John Ore y Franky Dunlop, base rítmica obediente. Cada uno, por eso, tendrá su momento. En este estilo siempre se reparte el juego.
Entonces...
Primero la melodía alegre, marca de la casa, ofrecida por ese código de barras que suelta el cerebro del señor Monk. Un juego de niños, un puzzle, un castillo que armará y desmontará a voluntad. La melodía. Se suma al juego desde el primer instante Rouse con el tenor para que no quede un agujero por rellenar. A ello se arriman Ore y Dunlop. Para que cuando al díscolo del señor Monk le dé por levantarse y marcarse unos bailes que, sospecho, van condimentados con algo de fumar. No importa el ridículo, no. Monk es un poseído.
Porque entonces vuelve a su sitio y las aguas vuelan al cauce. Monk, histrión, hace hablar al piano tirando de tortura y de caricias, le hace chillar, le retuerce la boca, para luego sacarle susurros como la mejor de las amantes. Suelta lo que tiene en el caldero, lo agita y maneja, y las notas van cayendo como los peniques del cielo.
Monk, Monk. Monk.
Gran disco: "Monk's Dream".